Scroll to top

Contexto colombiano de la Termogeneración por biomasa

Tomando en cuenta las tendencias mundiales en las transiciones sostenibles en tanto a la gestión de residuos domésticos, las iniciativas de termogeneración eléctrica con base en el uso de combustibles derivados de residuos, han presentado un auge importante dentro de la última década. Lo anterior se debe a que una de las problemáticas que encabeza la lista de las diversas agendas internacionales compete a la gestión integral de los residuos municipales. Las prioridades al interior de este recurso están alineadas desde la época de los Objetivos del Nuevo Milenio (Obj 7) y de forma transversal, a los Objetivos de Desarrollo sostenible en la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas y la Gestión de residuos sólidos de forma formalizada desde el año 2018 en cada municipio.

Elaborado por: : Oscar D. Rojas, Líder Socioambiental AMBAR.
Edición: Juliana Caycedo, Dir. de Investigación en ONG RUMM.

La actividad en nuestro país no ha sido popularizada. Esto quizá debido a que se ha determinado que malas prácticas en la gestión de estos residuos reduce la capacidad de mitigación climática de los territorios asociándose con inundaciones, desplazamientos y erosión de suelos, atracción de vectores zoonóticos (como roedores, moscas, mosquitos y otros insectos), contaminación de cuerpos de agua, detrimento de infraestructura urbana y generación de malos olores. [Podcast: Gestión de residuos sólidos municipales] [Podcast: Sistemas de recolección de basuras y residuos].

La ONU Hábitat ha manifestado que, la preocupación por la cantidad y espacios ocupados por los residuos municipales domésticos en distintos focos urbanos del mundo, incide de forma negativa en cómo la gestión (vista como un instrumento) de estos recursos, promueven desigualdades sociales y ambientales; pues con frecuencia los países en vía de desarrollo tienen esquemas inadecuados de gestión de residuos debido (y generalmente) a la falta de financiación, la escaza voluntad o de gobernanza sobre temáticas relacionadas, problemáticas de cobertura o logística en recolección y transporte, e incluso, aplicaciones tecnológicas inapropiadas. Escenario que Colombia no desconoce.

Colombia presenta una cuota diaria promedio de generación de residuo por persona de unos 0.8 kg, aporte propio de países de consumo moderado (Montiel B. et al, 2009) a nivel mundial, pero de forma comparativa con nuestro pares latinoamericanos, somos el reflejo de nuestro desarrollo económico y la poca conciencia ciudadana hacia el medio ambiente que desemboca en problemáticas de asuntos relacionados con el consumo individual desmedido, cultura social desligada de su contexto histórico ambiental, encarecida regulación estatal de la producción y doble ética empresarial (ONG RUMM, 2016). Preocupa sobremanera las condiciones en las que en la actualidad se presta el servicio público y general del aseo en Colombia. [Podcast: Gestión de residuos sólidos municipales]

Hasta 1992, el servicio público se daba gracias a prestadores públicos del servicio (La antigua EDIS – Empresa Distrital de Servicios Públicos – en Bogotá, por poner un ejemplo). Hoy en día la prestación de este servicio se permite mediante concesiones privadas otorgadas por entidades municipales y distritales ¿Sabía usted de esto? La capacidad que un privado tenga para prestar el servicio puede o no ponerse en duda. No obstante, la gerencia, control y regulación sobre los operadores del servicio es difusa ante los mecanismos que las leyes colombianas proponen, haciendo que en general, el ejercicio y el cuidado de los intereses generales de este servicio (como pueden llegar a ser el cuidado del ambiente, el patrimonio municipal y la salud pública) no se ejerzan plenamente debido a una carencia veeduría sobre los impactos de la operación de estos prestadores privados (UNAL, 2018).

Si bien las normativas colombianas no aíslan esquemas más íntegros para la gestión de residuos sólidos municipales, con la inclusión de aprovechamiento o valorización de residuos, sí promueve programas de menor rigor, pues se exige que estas estrategias alternativas no pueden exceder el costo del programa actual, [Podcast: Gestión de residuos sólidos municipales] que para el escenario colombiano representa las tecnologías más económicas del mercado internacional, e incluso informales. Para el 2018, cerca del 52 % de los residuos se almacenaba en rellenos sanitarios (y en incremento), siendo sólo el 17 % completamente aprovechada, y esta mayormente dada por tratamiento de residuos peligrosos y reciclaje. (ONU, 2018;Semana Sostenible, 2020; DNP, 2016). Un escenario adverso a las tendencias mundiales los cuales cada vez abandonan este principal modelo de los rellenos.

Una interesante propuesta de transformación del modelo de aprovechamiento de residuos está dada por la termogeneración energética a partir de residuos municipales, la cual ha sido ampliamente estudiada y escalada alrededor de mundo, tanto que países como Noruega y Finlandia generaban para 2014 más del 20% de su matriz energética a estos procesos de termogeneración (Price, M.,2013).

La termogeneración energética consiste en la oxidación de los residuos municipales mediante procesos de incineración, gasificación (u otros), que permitan, al igual que una planta termoeléctrica, transformar el movimiento de los gases en energía mecánica aprovechable para el abastecimiento eléctrico (ONU,2008). Si bien esto traería beneficios como la reducción de hasta un 300 % en el volumen de los residuos, y la cogeneración eléctrica que soporta la operación de estas plantas multipropósito, una de las problemáticas más latentes sobre estos procesos es la producción de agentes nocivos para el ambiente como los SOx, COx, NOx, material particulado, compuestos clorados, policíclicos, entre otros (UNAL, 2018;Semana Sostenible 2020).

Es decir, que la operación de estas plantas, grosso modo, mitiga la problemática de acumulación de residuos más iría en contra del cuidado del elemento aire. No obstante, la capacidad técnica de hoy en día permitiría reducir esta problemática hasta impactos mucho menores. Tecnologías como el lavado de gases, absorción con carbón activado o podrían tener el suficiente rigor técnico para mitigar estos impactos de emisión contaminante.

Más en tanto al contexto colombiano, este tipo de tecnologías de aprovechamiento contribuiría a la disminución del riesgo que conlleva la manipulación de los residuos a largo plazo, contaría con la capacidad logística para tratar los desechos de múltiples regiones, suplementaría los requerimientos energéticos del país y extendería la vida útil de los actuales rellenos sanitarios debido a la transición y el desuso paulatino.

La termogeneración no es por sí sola una decisión. Los esquemas de manejo integral de los residuos sólidos que se proponen desde la región del “norte” del planeta, están acompañados de programas de activación de un cultura ambiental ciudadana, crecimiento responsable de la cobertura urbana y la clasificación de residuos en múltiples etapas. A nivel nacional a penas vamos en el reconocimiento de tres colores de canecas (negra, blanca y verde) y en el ABC de la clasificación de materiales (ordinarios, aprovechables y orgánicos). No podemos olvidar que en en este contexto la ciudadanía debe vincularse cada vez más a escenarios de veeduría organizacional. La termogeneración eléctrica a base de residuos, como muchas tecnologías alternativas que le apuntan a darle el vuelco a la sostenibilidad territorial, es una situación o instrumento posible para implementar en nuestro país. No obstante, sí se hace énfasis en la dificultad que supone el escenario público colombiano frente las transiciones sanitarias y energéticas que involucran a todo el mundo, se ve necesaria una calificación de contratación estatal que, como en muchos otros escenarios de la situación colombiana, se comprometa más con los motivos de interés público y que responda, como en la Agenda 2030 estipula, a la gestión descentralizada de las necesidades, la participación colaborativa para el progreso responsable de las comunidades y la misión principal, no dejar a nadie atrás.

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.